Deadline: 
31 Mayo 2012
Institution: 
CINVESTAV-IPN
Speaker: 
Pablo Rudomin Zevnovaty

En a médula espinal tenemos grupos de neuronas que tienen una cierta autonomía respecto al cerebro y que se organizan según a función que deben realizar. Por ejemplo hay grupos de neuronas motoras o que procesan sensaciones cutáneas. Si conseguimos reclutar estos grupos de neuronas, podemos restituir parte de las funciones que se pierden en una lesión medular; pero para conseguirlo antes debemos comprender mejor cómo se organizan estos grupos en la médula.

Pablo Rudomin Zevnovaty nació el 15 de junio de 1934. Egresó como biólogo (1956) de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del IPN, y como maestro (1963) y doctor en ciencias (1965) del Cinvestav-IPN. Su actividad docente data de 1961 a la fecha, y actualmente es Investigador Titular Emérito del Departamento de Fisiología, Biofísica y Neurociencias (Cinvestav), del que fue jefe en el periodo 1992-2000.

Es uno de los neurofisiólogos de mayor prestigio en la comunidad internacional. Sus estudios han estado fundamentalmente dirigidos al análisis de los mecanismos del control central de la información transmitida por las fibras sensoriales en la médula espinal, y de cómo éstas se modifican durante lesiones centrales y periféricas, así como durante procesos de inflamación aguda.

Ha sido profesor visitante en la Universidad Rockefeller, EUA (1959-1960); en el Instituto de Patología Médica de Siena, Italia (1960-1961); en el Laboratorio de Biología Marina, Woods Hole, Mass. (1960); en el Laboratorio de Neurofisiología de los Institutos Nacionales de Salud, en Bethesda, Md. (1968 y 1969); en la Universidad de Göteborg, Suecia (1977 y 1980), y en la John Curtin Medical School, Canberra, Australia (1983). Fue nombrado Fogarty Scholar en residencia de los Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos (1984-1991).

Es miembro de numerosos comités, consejos y organizaciones. Sus aportaciones científicas le han valido reconocimientos como el Premio Príncipe de Asturias (1987) el Krieg Achievement Award de la Asociación Internacional Ramón y Cajal (2002), y (en México) el Premio en Ciencias Naturales de la Academia de la Investigación Científica (1972), el Premio Nacional de Ciencias (1979), el premio Luis Elizondo (1989), y la Presea Lázaro Cárdenas del IPN (1996). Fue nombrado Investigador Emérito Nacional de Excelencia del Sistema Nacional de Investigadores (1996). De 1996 al 2003 fue coordinador general del Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República.